No es que no me den ganas,es que él no me calienta

En nuestra sociedad nos hemos acostumbrado a descargarle la responsabilidad del placer femenino al hombre, creyendo equivocadamente que si una mujer tenia conocimiento en estos temas o de alguna manera sugería cambios a su novio o esposo era porque “quien sabe con quien se estaba juntando o donde estaba aprendiendo tanto”. Hoy por hoy las mujeres han ido lentamente dándose permiso de explorar su cuerpo y hacerse responsables de buscar y conocer su propio deleite a través de los sentidos; pese a esto seguimos escuchando la misma queja: No es que no me den ganas,es que él no me calienta…

Lo que como mujer me lleva a reflexionar una  cosa  – cuando hablamos de pareja hablamos de 2 seres que convergen– se supone! pero en este caso puntual la situación es que en general el hombre psicológica como anatomicamente es muy egoísta, ¡ claro como él solo necesita estar erecto para funcionar! En cambio las mujeres somos mas del ritual de la seduccion; es cierto que algunas veces basta un beso, un recuerdo, un pensamiento, un rose para estar listas, pero  aceptemoslo esto no sucede siempre así y mas cuando hay hijos y demás rutinas de por medio.

Esto va para las mujeres:
la solución no es estarse quejando.  Hay que hacer algo al respecto, porque eso de estarlo haciendo como para que él “descanse” o estar pensando: ” cuando será que acaba ” mientras esta “montado” que ademas no suena para nada sexy, es silenciosamente denigrante para la integridad, es casi una auto violación porque  se esta accediendo a algo que no queremos en el momento, esto es incluso doloroso físicamente, a consecuencia de penetraciones apresuradas en donde la mujer no tiene ni tiempo de excitarse para lubricar… y después van apareciendo las disfunciones sexuales femeninas y nos preguntamos a razón de qué?

 

Esto va para los hombres:
Por mas tiempo que lleven con sus esposas o novias el romance y los detalles no deben perderse y no estoy hablando de gastar dinero, estoy hablando de darle tiempo a sentir algo tan simple como la fragancia de su cuerpo o el rose lento por el vientre, la lengua deslizándose y haciendo estremecer la espalda, las palabras bonitas o calientes… finalmente son pareja, recuerden qué hacía encender a su pareja, dicen por ahí: El comedido come de lo que esta escondido. Cómanse esa fruta madura, dulce que aguarda ansiosa por ser devorada con ganas locas;no  las desperdicien por el afán de  venirse casi tan rápido como penetran; respiren, cambien de ritmo, besen su sexo, jueguen. háganlas desesperar hasta que sean ellas las que pidan desesperadamente que estés envistiendola vigorosamente.

 

De este tema hay mucho por hablar, pero no puedo sola; es mas este post no lo habría escrito sin las muchas opiniones de mujeres que nos visitan. Esperamos sus comentarios y que compartan este divertido tema. A la larga no sabemos cuantos pueden sentirse identificados y se pellizquen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s