Huevos revueltos en 15 min

Eran las 6 de la mañana en un día gris, la temperatura estaba fría, mis piernas desnudas anhelaban el calor de las sabanas recién dejadas. Como todos los días me disponía a preparar el desayuno; mientras tomaba un sarten recordaba los besos que había recibido en mi espalda hacia pocos minutos aun acostada mmm dulce despertar!
El olor a chocolate caliente alteraba mis papilas y me hacia agua la boca… pero un momento, tímidamente deslice mi mano entre mis tangas y comprobé cómo la humedad se hacia presente por mis labios vaginales, no pudo ser mas oportuno mi esposo que justo entró a la cocina en ese momento, le mire a los ojos y le di un beso, tome su mano y la dirigí hacia mu vulva palpitante y mojada, inmediatamente su respiración cambio y su pene comenzó a crecer con movimientos y contracciones, era rico sentir como cada vez se hacia mas duro entre mis manos , mientra él con su mano libre acariciaba mi clítoris en sincronía con los besos; como pude me despoje del buso que llevaba, pues la temperatura había aumentado, el angulo quedó perfecto para que mi pezón erecto apuntara a su boca  y sin dudarlo al segundo sentía como la humedad y calidez de su boca chupaban y besaban mi seno, para ese momento ya había rozado toda mi vulva con su pene, se lo tenia mojado y acomode mi cadera para que me penetrara… jmmm era delicioso, los gemidos no se hicieron esperar, imagino que los vecinos se antojaron un poco, sin embargo el afán del día seguía su paso, esta era una faena para disfrutar como “comida rápida”. saqué su pene de mi y afile mis caderas dándole la espalda, me incline sosteniéndome de la mesita para aplanchar; en ese panorama tenia visión de mis nalgas las cuales le fascinan, le gusta acariciar mi ano con su dedo pulgar humedecido en saliva mientras va penetrando lentamente mi vagina luego con sus dos manos va apretándome la piel para hacer sus arremetidas mas poderosas, cada vez lo siento mas fuerte y rápido, los latidos se aceleran sus fosas nasales se ensanchan, las venas de sus brazos se brotan y con ellas también brota mas liquido que chorrea por mis piernas y no es solo mio. Respiramos, nos reímos en complicidad nos damos un beso y seguimos con la rutina antes de salir a trabajar mas que contentos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s